Déjame contarte algo de mi propia vida común.

Según pasan los años, con las alegrías y retos que va trayendo y llevándose la vida, he aprendido cuánto pueden cambiar los sentimientos, creencias y prioridades de una persona.

En mi caso, las lecciones han tenido como resultado que cada vez me importe menos tener el “mejor” trabajo, con el “mejor” puesto y el “mejor” salario; que cada vez me importe menos estar siempre maquillada y de punta en blanco; que cada vez me importe menos el hacer contactos y conseguir esa “GRAN” oportunidad con la que todos soñamos alguna vez.

Seguir leyendo “Quiero volver a casa…”